El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que la misión de funcionarios que envió la semana a Estados Unidos, cerraron la compra de 571 carros tanque que serán operados por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para aumentar la distribución de gasolina en el país.

Argumentó que la compra no fue licitada ni acompañada por la observación de la ONU, como lo había prometido para todas las compras consolidadas, debido a que su gobierno clasificó este asunto de “seguridad nacional”.

“Estas pipas, estos carros tanque, van a estar operados por la Secretaría de la Defensa Nacional en el Plan DN-lll Para el Abasto de Combustible, es un asunto de seguridad nacional. El informe que tengo de ayer, de la misión, es de que ya se firmaron contratos para adquirir 571 pipas”, a un precio de 85 millones 393,097 dólares.

Mencionó que en la misión en Nueva York, Estados Unidos, participaron los secretarios de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard; de la Función Pública, Irma Eréndida Sandoval; y de Economía, Graciela Márquez, entre otros.  Aseveró que esta compra permitirá distribuir 116,000 barriles adicionales a los que se transportan actualmente, y si se hacen dos viajes en algunos trayectos, se podrían aumentar a 200,000 barriles diarios transportados.

Obrador reveló que las pipas fueron adquiridas a las empresas Navistar México S. de R.L. de C.V.; Traylfer S.A. de C.V.; FRUEHAUF; Detroit Diesel Allison Daimler. Los vehículos tendrán capacidad para transportar hasta 31,000 litros de combustible.

“Esto nos va a significar disponer a finales de marzo de unidades para distribuir 116,000 barriles adicionales, pero si hacemos dos viajes, por ejemplo, Tuxpan-Ciudad de México tendríamos un poco más de 200,000 barriles que es el margen que buscamos. Además, todavía faltan adquirir otras unidades para tener 707 en total”, aseveró.

El titular del Ejecutivo federal argumentó en un escribió a la misión de funcionarios un memorándum donde les menciona que, “por tratarse de un asunto de emergencia, de conformidad con las leyes y en uso de mis facultades, les instruyo para proceder de inmediato a la compra de los auto-tanques necesarios, para lo cual se dispone de presupuesto suficiente y de la disponibilidad expedita de los recursos”.

“Con esto vamos a estabilizar el abasto de combustibles, sin ceder a frenar o dar marcha atrás al combate de robo de combustibles, no vamos a tolerar la corrupción, vamos a enfrentar la corrupción en este caso y en todos. No al huachicoleo ni arriba ni abajo. Se acaba la corrupción”, dijo.

El Presidente dijo que la Sedena ya tiene un plan de trabajo para la operación de los tracto-camiones.

Por su parte, el secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, informó que 6,139 personas acudieron a la convocatoria (telefónicamente o presencial) para manejar pipas. Precisó que, por lo pronto, sólo 120 personas pasaron todos los exámenes y requisitos solicitados, por lo que ya serán capacitados y contratados. Indicó que faltan por evaluar a más finalistas para sumar más pilotos de pipas.

López Obrador dijo que no incorporó a organizaciones de transparencia, ni a un grupo de observación de la ONU como lo había prometido, pues argumentó que las pipas son ya necesarias en este momento para restablecer el servicio de combustible.

“Se toma esta decisión en el marco de la ley cuando se trata de una emergencia, se puede proceder a comprar de inmediato el equipo que se requiera, además se cuidaron los procedimientos, por eso el equipo que se integró está la secretaria de la Función Pública. Se actúa con absoluta transparencia, no tengo la menor duda. Si se hubiese lanzado una licitación normal, hubiésemos comprado las pipas, si nos iba a bien, en tres meses. Es más, se hizo la solicitud a la Canacar y nos presentaron un plan para empezarlas a entregarlas en marzo, y como se comprenderá esto debe de prontitud. Y como no tenemos problemas de conciencia, no somos corruptos, por eso se actúa como se hizo”, expresó.

El Primer Mandatario indicó que las pipas serán entregadas en la frontera con México, hasta donde acudirán los nuevos conductores que ya son capacitados en la Sedena.

Finalmente, Obrador ofreció que los Secretarios de Estado que participaron en la compra estarán presentes en la conferencia de prensa del próximo jueves para dar a conocer más detalles.