Vie. Abr 19th, 2019

COLUMNA

Miguel Ángel Mata Mata

Le esperó a la salida. Al verlo le grito por tres veces cínico, cínico, cínico. Su rencor desdibujó su cara. Parecía la cara enojada de un simio (*).
El contrincante salía al frente de un grupo. Hace muchos años les dijeron, en el Congreso Local, la banda de las zetas. El jefe, arropado por sus seguidores, escuchó el reclamo. Detuvo el paso. Regresó y se acercó al gritón para decirle: “Chiiiiinga aaa tuuu maaaadre”. Y se fue.

El diálogo, coloquial cuando se trata de jóvenes o estudiantes de primaria, toma relevancia cuando los protagonistas fueron presidentes municipales de Acapulco y, uno de ellos, gobernador.
¿Así se llevan?

¿DEBATES O DEBACLES?
Las últimas dos semanas han sido intensas en Acapulco. Organismos civiles, medios de comunicación y el mismo Instituto Nacional Electoral, llevaron a cabo debates entre candidatos a presidentes municipales, diputados federales e inclusive a diputados locales.
Interesante fue el ejercicio aplicado por el Instituto Internacional de Estudios Políticos Avanzados, Ignacio Manuel Altamirano. Sus alumnos pudieron escuchar algunas de las propuestas de casi todos los aspirantes a algún cargo de elección popular.

Los encuentros, pletóricos de adjetivos y descalificaciones, mostraron en su cruda realidad a quienes pretenden gobernarnos. No podríamos ubicar una escala en el nivel de las propuestas pues, salvo las del candidato a diputado federal, Ricardo Mejía Berdeja, casi todos carecen de nivel y, por el lenguaje utilizado, tal vez debiéramos preguntar por su calaña (*).
— “Porque tu negocio está quebrado y vives al amparo de tu familia”, le echaron en cara al joven Joaquín Badillo.
— “Porque yo no despojé a mi padre, como lo hiciste tu”, le respondieron al señor Carlos (ZT) Galindo.
— “¿Por qué se pelean? Si tú, cuando fuiste gobernador, le diste la licencia a su empresa de seguridad privada y lo llenaste de millones con sus contratos”, se metió al pleito Rubén Figueroa Smutny.
Adela Román quedó ahí, como la foto de su propaganda donde aparece abrazada al Peje.

La calaña de los debates mostró que, al menos entre los que buscan la presidencia municipal de Acapulco, los debates son debacles.
Hubo otros encuentros. Interesante el de Ricardo Mejía Berdeja y Abelina López. El del Movimiento Ciudadano ofreció propuestas e ideas. Con su exposición mostró que la alianza entre PAN-PRD y MC en Acapulco se equivocó de candidato a la presidencia municipal de Acapulco. Era él.

Salvo el primer encuentro, organizado por medios de comunicación y durante el cual uno de los moderadores mostró su militancia y simpatías al concederle poco más de media hora extra al ex gobernador Galindo, el aspirante priísta a la alcaldía, Ricardo Taja, decidió no acudir al resto de los ejercicios.

Algunos comentan que, al ser puntero, no podría exponerse a perder puntos. Otra versión apunta que, al haber sido cargados los dados en el primer encuentro, en otros había jueces y partes en las convocatorias. Ejemplo: la presidenta de la Asociación Civil de Acapulco está anotada en la planilla del Partido del Trabajo.

Los ejercicios, sanos para la democracia, fueron un esfuerzo loable, aunque sus participantes mostraron que nuestra política doméstica atraviesa por terrible debacle.

Un hecho salva a la civilidad. El joven Badillo obligó al saludo amistoso a un rencoroso Carlos (ZT) Galindo, al término del encuentro sostenido en al programa de radio de Héctor Nájera.
— “Salúdame, cabrón”, le obligó en angosto pasillo a la salida de la cabina de radio.

Diccionario:
*Calaña: Índole, naturaleza o condición de una persona o de una cosa, especialmente si es de carácter negativo.
* Los protagonistas del cinismo y las mentadas fueron Alberto López Rosas, ex presidente municipal y Carlos (ZT) Galindo, ex presidente municipal y ex gobernador de Guerrero.

TRASCENDIÓ
QUE la única coalición que hizo campaña en todo Guerrero fue la del PRI-PANAL-PVEM. La del PRD con PAN languideció y no creció y la de MORENA se echó a la hamaca confiados en que la imagen de Andrés Manuel López Obrador les regale un triunfo… sin trabajar.
QUE el Congreso Local tiene listo el dictamen parta la reincorporación de Marco Antonio Leyva Mena a la alcaldía de Chilpancingo, pero será hasta luego de las elecciones, pues el Congreso suspendió actividades hasta aquella fecha.

QUE Manuel Añorve Baños sigue a la cabeza de las encuestas para ganar el Senado de la República, representando al estado de Guerrero.

PREGUNTAS QUE MATAN
¿Ya saben el porcentaje de representantes de partido en las casillas electorales para la jornada del próximo primero de julio? Coalición PRI-Verde-PANAL: 100%; coalición PRD-PAN-MC: 80%; coalición MORENA-PES-PT: 58%.
¿El próximo lunes, en el cierre de campaña en Guerrero, estarán en el templete, junto al Peje, los candidatos del Partido del Trabajo y MORENA? ¿Alguien recuerda cuando el pleito llegó al grado de que se patearon las puertas de la presidencia municipal de Acapulco?

QUE CONSTE
No sé cuál será el resultado electoral, lo que sí puedo percibir es que en el estado y en Acapulco el PRI está trabajando con todo.
Los candidatos no están “echados” en la hamaca.
Las estructuras trabajando, no dejaron escapar la cobertura de casillas, se trabaja en la capacitación y acreditación de representantes de casilla, organización de eventos y una estrategia bien definida.
Adicionalmente se percibe unidad, cohesión entre sus filas, tienen trabajo en equipo y entusiasmo.

Esto obviamente les redituará en resultados que remontarán expectativas.
Ganen o no, están haciendo un esfuerzo evidente.

Definitivamente el PRI en Guerrero está en competencia y en ruta.
(Robespierre Robles Hurtado, ex presidente del Tribunal Superior de Justicia de Guerrero).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *